Cuando tenemos un coche o una moto sabemos lo importante que es tener un buen mecánico de confianza, en el que sepamos que dejamos a nuestro vehículo en buenas manos. Esto es así, porque es a él al que vamos a recurrir en todo momento para que nos salve de las situaciones más complicadas con nuestro coche. Todo mecánico está acostumbrado a trabajar con vehículos en su día a día, es por eso, que tienes que saber si los mecánicos arreglan todo tipo de averías o no.

Lo más normal es pensar que un mecánico tiene que saber todo lo que le pasa a tu coche o saber cómo arreglar ese problemita que tiene. Pero tampoco es esto del todo cierto, porque como podrás haber visto en tu ciudad, hay muchos mecánicos, pero cada uno de ellos será especializado en una cosa. Por ejemplo, si tu coche tiene un roto o desperfecto en la chapa, es mejor que lo lleves a un mecánico especializado en chapas que a uno general. Vamos a contarte algo más sobre las averías que puede tener tu coche.

Las averías que más dinero cuestan

Cuando se nos rompe algo de nuestro coche, nos llevamos las manos a la cabeza porque no sabemos lo que nos va a costar, lo primero que nos viene a la mente es el dinero que vamos a tener que invertir para que nuestro coche siga funcionando como siempre. Para que este temor no te venga al cuerpo cuando se te rompe alguna pieza de tu vehículo, mira las averías que más dinero te van a costar por si te pasa en algún momento:

  1. Caja de cambios: Sin duda, seguro que no se te habrá pasado por la cabeza, pero si, ya sea una caja de cambios manual o automática, si hay una avería que no quieres pasar por ella es que se te rompa algo en la caja de cambios. Este elemento es esencial en la mecánica de tu vehículo.
  1. La culata: Una de las piezas que más tiempo llevan para su reparación alrededor de unas 15 horas. Esta parte del coche es una de las estructuras más importantes del automóvil. Exactamente, se trata de un bloque de metal que se encarga de cubrir la parte superior de los cilindros del motor de combustión, con esto conseguimos que no haya pérdidas de presión.
  1. El turbo: No se suele ver mucho, porque sobre todo se utiliza en los coches más deportivos, pero, hemos visto como en los últimos años, el turbo se ha ido instalando en motores de menor cilindrada. Su razón de ser es la de sobrealimentar el motor para que rinda mucho más.

Ya puedes hacerte una idea con estos tres puntos de lo que puede pasar con tu coche si detectas que es una avería de este nivel. Para cualquier duda no lo pienses más y llámanos cuanto antes para que podamos ayudarte, estaremos encantados de darte solución.