Una opción que tenemos todas las personas a la hora de comprar un coche, es optar por uno de segunda mano. Tanto es así, que sin duda es una de las ventas que más se realizan durante un año. Tener esa confianza en conseguir el coche de nuestros sueños semi nuevo, es algo que nos apetece a todos y es la decisión que tomamos la mayoría. Pero, siempre tienes que tener en cuenta todo tipo de datos y de características antes de finalizar la compra y decidirte por un coche de segunda mano.

De esto mismo queremos hablarte hoy, sobre lo que tienes que mirar antes de comprar un coche de segunda mano, para que al final no te dé problemas, ni te salga más caro de lo esperado. Eso sí, nosotros te aconsejamos que siempre recurras a concesionarios o talleres donde venden coches de segunda mano para conseguir esa garantía que, tal vez, un particular no pueda darte.

Los puntos a tener en cuenta al comprar un coche semi nuevo

No cabe duda, que hoy en día, comprar un coche de segunda mano tiene, como todo, sus riesgos, pero si intentamos minimizarlos al máximo, nos saldrá la compra esperada y la que teníamos en mente. Tenemos que comprobar y verificar el estado del vehículo, así estaremos seguros de haber conseguido el mejor de los coches de segunda mano.

  1. Antes de buscar, tienes que investigar el mercado de segunda mano y antes de comprar, sobre todo revisa al milímetro. Como te lo decimos, antes de tomar la decisión, te aconsejamos que investigues, preguntes y busques todo lo necesario al coche que quieres comprarte.
  1. Busca los fallos, no te quieras engañar ni nada por el estilo. Mira con detalle y con buen ojo todo lo que veas que no está de manera correcta. Sobre todo, porque habrá desperfectos que se vean y otros que no se vean, por eso mejor que te asegures, preguntes y sepas bien cada cosa que tiene por pulir o arreglar antes de comprarlo. Hay cosas que no son importantes, pero otras muchas sí lo son.
  1. Sobre el punto anterior, ampliamos a que también te fijes bien en el interior del coche. Puede ser que veas puntos débiles que afecten a otro lugar del coche, por eso siempre bien atento y tómate el tiempo que creas necesario en esta inspección.
  1. Otra cosa que tienes que hacer fundamental, es mirar bajo el capó, infórmate un poco antes para saber que tienes que mirar, o llévate a alguien que entienda de mecánica y pueda echar un vistazo por ti. Lo mejor es que miréis los niveles de líquidos, como el aceite, el refrigerante, los frenos… todo lo que se os ocurra.

Ahora sí ya tienes una idea de lo que debes hacer a la hora de comprarte un coche de segunda mano. Consulta a nuestro taller y estaremos encantados de ayudarte.