Podemos ver, sobre todo en estos últimos años, como ha subido la fama sobre los coches antiguos. Estaremos de acuerdo, cuando decimos que está volviendo todo lo que ya creíamos olvidado, nos referimos a, por ejemplo, la moda o la forma de decorar las casas. Por lo que, sin ir más lejos, también está pasando esto con los coches. Seguro que te habrás fijado en que por tu barrio llevan circulando uno o varios vehículos clásicos que te dejan con la boca abierta.

La moda de conservar y de volver a conducir con los coches que conocemos más antiguos, es una tendencia cada vez más en alza. La verdad, es que nadie puede debatir la gran belleza y el sistema que llevan los coches antiguos tan distintos a los actuales. Por eso mismo, queremos hablarte hoy sobre las características de los coches antiguos, para que tengas toda la información que deseas, si estás pensando en adquirir uno próximamente.

Las curiosidades de los vehículos clásicos

Todos hemos visto esas películas antiguas en las que salían los coches más modernos y deportivos de las grandes ciudades. De hecho, a día de hoy, muchos de ellos se replican.

  1. Una de las diferencias que se ven en todos estos coches, es el sistema de las ventanillas. Aún podemos ver como muchos coches que siguen circulando en la actualidad, tienen el sistema manual para bajar y subir las ventanas. Las ventanillas eléctricas se volvieron populares más recientemente.
  1. Otra de las principales características es que estos automóviles tenían un tercer asiento que miraba hacia atrás. Se podían ver en muchas series y películas, como los niños siempre se asomaban por la parte trasera del coche.
  1. Si tienes una edad un poco más avanzada seguro que recuerdas ese coche con la antena de radio telescópica.  Era una auténtica aventura, porque si se te olvidaba bajarla o quitarla de forma manual, podría ser que cuando volvieras al coche, no pudieses escuchar más la radio.
  1. Los paneles laterales de madera. Se pusieron muy de moda, puesto que los fabricantes utilizaban paneles adhesivos de imitación para poder darle ese toque más moderno en su momento. Sobre todo, se utilizaban en los coches familiares y de unas dimensiones más grandes.
  1. Antes, predominaban mucho los adornos encima del capó, ahora pocas marcas siguen haciendo eso. La última que quedó fue Mercedes que dejaba su símbolo por encima del capó. Hace muchos años, sobre los años ochenta se podían ver a los coches luciendo el símbolo de la marca del coche.
  1. Se pusieron en total tendencia las ventanillas triangulares que eran para dejar que el aire entrara y saliera. Pero los coches dejaron de fabricarse así a partir de los años 90.

Como puedes ver, los coches clásicos están más en la actualidad que nunca. Si estás pensando en adquirir uno o recuperar el que tienes guardado en el parking, no dudes en hacerlo. Estamos seguros que lo disfrutarás como uno nuevo.